sábado, 15 de noviembre de 2008

::: Panegírico a noviembre :::

De todos los meses del año, tú eres el más entrañable, ¡oh, íntimo noviembre!, corazón del luminoso otoño sevillano. Este año nos has regalado la mañana de tu primer día cubierta por una intensa niebla, haciéndonos irreal y húmedo el ineludible paseo al cementerio de San Fernando. Y nos has regalado también los primeros fríos, obligándonos poco a poco a utilizar la ropas de abrigo, inundándose nuestros hogares del olor a naftalina que desprenden los jerseys y chaquetas recién salidos del armario.
Tus días son húmedos y cálidos a la vez, anegando nuestras calles con las olorosas humaredas blancas de las castañas asadas que por las tardes los rayos de sol de los días despejados quieren disipar reverberando en las paredes con tibieza, intentando quedarse allí pegados a pesar de que los precoces crepúsculos los releguen a las pocas horas.
El paso de tus semanas nos hace transitar entre el caluroso octubre y el invernal diciembre, sirviéndonos para disfrutar de los ocres colores de las arboledas de los parques, imaginar a don Juan Tenorio seduciendo por las antiguas calles, poder degustar los asados de venado con setas en cualquier venta de la sierra o sentir que Sevilla es algo más que las fiestas de primavera y el tórrido verano. Que Sevilla es también una misa en latín una húmeda mañana en la Capilla Real de la Catedral, un café caliente en la Plaza del Pan, un paseo lluvioso bajo el paraguas por la calle Sierpes o una tarde de compras en Alcaicería, José Gestoso o Tetuán, arropándote en tu abrigo mientras van colgando el alumbrado navideño que nos recuerda que pronto tendremos que instalar el nacimiento en nuestros hogares allá por el día de la Inmaculada.
Vuelve pronto, ¡oh, íntimo noviembre!, haciéndonos sentir de nuevo tu acogedor y plácido pasar de la vida.

27 comentarios:

LUCIA-M dijo...

Joe!! que bonito como me aguatado me trajistes todos lo sabores
De mi niñez, las castañas. Esos olores…
Y como describes esa Sevilla, que es una ciudad, de
Lujos en cualquier estación,
Ahora me gusta más Noviembre!!!
Después de leerte.
Un beso.

Marinel dijo...

Caramba qué bonito paseo por tu Sevilla adorada.
Parece que la veamos contigo, que percibamos esos olores y escuchemos esas misas, que comamos en la sierra junto a ti esos guisos tan suculentos...
Precioso, de verdad,José Javier.
Besos.

sorNataLibrera dijo...

Hola Jj, eso van a ser los años, jejeje, o el contacto con los libros que dicen que nos vuelve más sabios, quién sabe, a estas alturas todo puede ser...un abrazo, Nat

Melba dijo...

Asomaba a sus ojos una lágrima
y a mi labio una frase de perdón;
habló el orgullo y se enjugó su llanto,
y la frase en mis labios expiró.

Yo voy por un camino; ella, por otro;
pero, al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: —¿Por qué callé aquel día?
Y ella dirá: —¿Por qué no lloré yo?


Pudo ser un noviembre como este. ¿Cierto?

Bravo por Sevilla. Es un lindo escrito, José Javier.

Salud♥s

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Hola JJ, me invitás? Visité Sevilla hace años, pero no me importaría nada volver!! Te dejo un abrazooo grande!

Franziska dijo...

Todavía persiste el olor de la naftalina en los abrigos y jerseis. ¡Qué suerte la vuestra, andaluces de Sevilla! Aquí, en la meseta castellana, hace ya muchos días que yo no salgo con la manta por no asustar a los viandantes y no me vendría mal llevar, de paso, una estufa en la que se fueran asando las castañas y boniatos.

Y todo para que veas que no hace falta nacer andaluz para ser una miajilla exagerao...Soy asturiana y ¡ay que ver cómo me las invento!

Gracias por tu visita. Saludos cordiales.

Chuspi dijo...

Absolutamente delicioso tu escrito...tienes una dulzura y una precisión para escoger las palabras, que qué más dá que sea noviembre que marzo!!! Estoy convencida de que lo harías formidablemente bien; P

Un placer, querido.

BESOS!!!

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Buenos días JJ... vengo tan emocionada de lo que me has contado de tu Cristo que he tenido que leer dos veces tu post semanal para vivir este paseo tan especial que nos regalas; precioso.
Por cierto, chiquillo, muy requeteguapo en la nueva foto.
Besotes

angela dijo...

J.Javier, ¡estupenda entrada! me encantó, se nota que tú también tienes mucho que agradecer a lo que amas y recorres a diario tu querida Sevilla. Te mandé un e - mail para solicitarte el libro y no sé si te ha llegado. Que tengas una buena semana.Un saludo Angela

mia dijo...

Tal tú le pintas

Noviembre brilla,

de norte a sur

Y de tu Sevilla

a mi rincón de luz

Gracias amigo,

♥♥♥besos♥♥♥

Papu García dijo...

Es cierto, es un mes al que le tengo que dar gracias poir diversos motivos.
Un saludo y hablamos.

Lobita Esteparia dijo...

Precioso paseo por Sevilla , si señor...un saludo.

guillermo elt dijo...

Una bonita prosa poética.

Yo, tratándose de Noviembre a Mayo... Después hace mucho calor.:)

Un abrazo

@Patrulich dijo...

Qué bella debe ser tu ciudad en noviembre!
Bueno, aquí es primavera, una hermosa estación, mi favorita.
Un beso con sabor a añoranza.

verdial dijo...

Particularmente esta entrada me ha encantado. Todo lo que escribes en ella lo he sentido en mis carnes. Excelente.

Un abrazo

Soledad Sánchez M. dijo...

Volver a tu espacio después de tanto y tiempo y tantas cosas, ha sido como volver a mi casa, caldeada y familiar, en un crudo día de Noviembre (aquí, en Salamanca, hace ya muuuucho frio).
Gracias por tus palabras y por estar ahí.

Un beso.

Soledad.

Y enhorabuena por tu libro.

Sara dijo...

De verdad que no me gusta nada de nada noviembre, es el mes del año que menos me gusta, pero después de leer esto tan bonito que tú le escribes a noviembre, hasta le tengo ya menos manía jejejeje.

Abrazos

Diana dijo...

Hola j.j.
Después de ésto, te hago responsable de mi conocimiento de tu hermosa ciudad.
Gracias por presentármela .
Un bico desde otra bonita ciudad.
Diana

Malena dijo...

Sevilla siempre será una maravilla en cualquier estación del año. Su encanto lo encuentras en cada vuelta, en cada calle, o en un jardín.

Sevilla siempre será hermosa.

Un cariñoso saludo.

Mar y ella dijo...

No la conozco,más bién no la conocía,....ahora por ti en tus escritos,me la imagino asi de bella.....

Mariella

Anónimo dijo...

Saludos desde Edimburgo...con mucho frío y un toque de gaitas celtas.

Ana Gil.

Críptica dijo...

mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm qué bonito... y qué placer castañitas asadas entre mis dedos helados. Ycanciones antiguas junto al brasero. Me recordaste a alguien que quise y quiero mucho. Un beso, J.J.

América dijo...

Estas son las razones por la cuales Sevilla es una ciudad universal,un lugar donde todos debemos ir aunque sea una vez en la vida,una ciudad para vivirla y quererla,precioso post lleno de poesía.

El Rincón del Relax *Beatriz* dijo...

Pasando a desearte buen fin de semana!

Un abrazo!

nara dijo...

no es un mes que me guste mucho, pero si me lo pintas asi ....

besos.

Josefa dijo...

Este escrito es precioso. Para mi noviembre es un mes triste Por los recuerdos de personas queridas que ya no estan pero al leerte ya no me parece tan triste.
Un abrazo de todo corazón.

mia dijo...

Tengo el libro

conmigo!

Gracias

♥♥♥besos♥♥♥