sábado, 6 de diciembre de 2008

::: Llanto :::

Lloré por una amiga que tenía el corazón roto, por un alma que sentía el fracaso presente después de vivir el esfuerzo más desconsolador, el que se realiza sin obtener resultados. Lloré por sus momentos de amargura, de desdicha. Lloré por su llanto, por sus lágrimas en soledad. Lloré porque su vida caminaba entre el miedo y el desamor. Porque se sentía sola entre todos nosotros. Porque no veía luz, porque no tenía un faro que la guiara y no veía el arco iris aunque lo tuviera delante.
Pero ayer me dijo: No sabía que “Céfiro” es un viento, pero ahora sé que es un aliento bueno que me da calor y luz en mi nuevo camino.
Entonces ya no lloré. Entonces supe que todo tenía un sentido. Que lo que escribí y vosotros leísteis y comentásteis, lo que se imprimió en un libro que después se distribuyó… era para que una amiga lo leyera durante una noche entre lágrimas, y para que después me dijera: Te escribo para darte las GRACIAS por todo lo que he encontrado en tus pensamientos y que han sido chispas para ver que uno puede encontrar SU CAMINO Y SU FELICIDAD.
Entonces sonreí.

26 comentarios:

Melba dijo...

Hola, José Javier, sigue sonriendo y que tu sonrisa no se apague jamás porque la forma en que escribes y por tu ánimo publicando el libro llegarás a muchos corazones, aún de forma y alcance que ni te enterarás.

Las palabras también son bálsamo.

Salud♥s

guillermo elt dijo...

Saber que hemos aportado un poco de felicidad a una vida, es la mejor recompensa. Lo demás... es vanidad.

Felicidades

Un abrazo.

Diana dijo...

Hola.
J.J. qué forma más bonita de agradecer el agradecimiento!
Eres genial y, me gusta pensar que soy un poco amiga.
Un bico desde Coruña.
Diana.

Cristina dijo...

Buenos días...

Me has dejado sin palabras...

Me uno al comentario de Diana...

Un fuerte abrazo.

Es sábado, en casa todos duermen y tal vez... deje ahora el PC para tomarme el café junto a tu libro, a ver si me llegan chispitas a mi también... ;)

Cristina

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Guauuuuuuu, si es que nuestro JJ vale mucho (y ríete pero te toca poner el nacimiento que cuando lo contaste, me fui a mi desvan y ya lo puse) y cuando me contaste que eres cofrade de un Cristo que aunque no lo menciono nunca te he de decir que me emociona siempre que lo veo y salgo de allí con un trocito al menos del corazón un poco más limpio... bueno pues que me lío y me tengo que ir al mercadillo con las amigas.
Eres un angelote JJ, malo porque eres humano, y como tal tienes tus desvaríos, pero un angelote

amor dijo...

cuando lo que escribimos mueve algo dentro del que nos lee, nuestra vida tiene al menos ese sentido

mia dijo...

Tu nobleza no tiene fronteras

como los vientos que evocas

y esa sensibilidad que tanto

nos toca....................

......... ♥♥♥besos♥♥♥

Soledad Sánchez M. dijo...

Un texto precioso, José Javier. Ahí radica la magia de la escritura. Entregamos nuestras palabras, con las manos abiertas, y son recibidas con otras emociones y con otro efecto distinto al que nosotros les imprimimos.
Para mí, entrar en tu espacio, es como entrar en la casa acogedora y familiar de un buen amigo.

Un beso, y buen puente.

Soledad.

JAVIER dijo...

Hola José Javier!

No se como es que llegaste a dar con mi blog pero gracias por llegar. He leído con detenimiento cada uno de tus post y me agradaron todos, quizás sea un atrevimiento decirte que llevamos el mismo estilo pero con la diferencia que el de usted tiene buena calidad.

Saludos desde Japón.

Sara dijo...

Que bonito!!!!llegarás muy lejos en tus propósitos...de todos modos,en el camino de la amistad ya has llegado, todo lo lejos que llegan las buenas personas, porque eso eres tú, este gran detalle de agradecimiento así lo dice, es de bien nacidos ser agradecidos, tu eres bien nacido y además agradecido y la recompensa es todos los amig@s que te seguimos tan, tan gustosos.

Un fuerte abrazote Céfiro

Franziska dijo...

Eres como un árbol caducifolio que todos los años renace para amparar entre la fronda de sus ramas, el nido de los pájaros. Ha sido así tu voz para quien te ha leído, entonces todo lo que has escrito se ha llenado de sentido: alguien se ha encontrado a sí mismo. Es hermoso que lo hayas conocido. Es generoso que te lo haya hecho saber.

Saludos cordiales.

Críptica dijo...

Mmmmmmmmmmm enhorabuena J.J. No hay mayor satisfacción que enjugar lágrimas, consolar dolores y alumbrar un poquito el camino. En tu caso barrer las piedras y producir ese escalofrío en la nuca que te despierta y te anima a seguir. Un besazo¡¡¡¡¡¡

Mª del Mar dijo...

Gracias Javier por este regalo no te puedes ni imaginar lo q he sentio al leer este escrito, es una fuente de luz ,vida y esperanza;gracias por estar ahí cada semana alumbrando mi camino en fin gracias.Muak!Una amiga

angela dijo...

J. Javier, es muy importante llegar al corazón de álguien en esta sociedad tan llena de gente pero ausente gracias a éso has podido sonreir y a ella le ha vibrado el corazón ¿ te parece poco?...Gracias por tu comentario, la carretera nos sorprende sin avisar...Un abrazo y que tengas una estupenda semana.Angela

ANABEL dijo...

Abraza a tu amiga, que se sienta fuerte ahora que sabe que es el céfiro.
Besos

Armida Leticia dijo...

Saludos desde México. En México, hay una canción que dice:

Pero más me gustan ¡Ay!
los suaves céfiros,
del triste valle donde yo nací...

Ignacio Bermejo dijo...

Mi querido amigo J.J.:
Hace falta estar cargado de sensibilidad para saber, poder y querer agradecer los gestos de esta manera tan... sutil.

Desde luego que sabes expresarte, llegar y conectar con tus palabras.
Un abrazo.

Papu García dijo...

Sigue soplando amigo.
Un saludo y hablamos

Chuspi dijo...

Estas pequeñas cosas son las que nos hacen seguir caminando y siendo como siempre somos.
Me alegro mucho por ambos y ojalá todos al unísono recuperemos esas sonrisas!!
Un beso !!!

Malena dijo...

En el momento que sabemos que nuestros actos sirven para algo o para alguien, todo cobra sentido y nos hace felices. Enhorabuena por haberlo conseguido.

Un beso.

América dijo...

Al final me viene arrollando esa frase que nos recuerda,dar es mejor que recibir,un texto muy profundo,basta con que una sola persona tan solo tome lo que con fuerzas queremos dar,para que todo se llene a nuestro alrededor.

verdial dijo...

Tu amiga sentir orgullosa, y no sólo por tu llanto, sino también por tus palabras. Que hermoso contar con amigos así.

Un abrazo

Pablo dijo...

me gusta mucho como escribes y lo que escribes.
me has enganchado

Marinel dijo...

Debe ser maravilloso que alguien te diga algo así por lo que escribes y cómo lo haces.
Que alguien deje las lágrimas aparcadas, relegadas en el cajón del olvido por leerte...ufff, debe ser para sonreír lleno de alegría embriagadora...
Enhorabuena por ello, y felicidades porque los dos habéis encontrado la sonrisa.
Besos.

Bohemia dijo...

A veces hacemos las cosas sin un porqué y a veces esos porque´s nos llegan como un boomerang cargado de bendiciones...

BSS

sorNataLibrera dijo...

Hola Jj! hoy hago doblete por los días que no me he pasado a leerte y comentarte, con tu permiso hago mía esta entrada por todas las veces que me has emocionado (y por todas las veces que espero que sigas emocionandome en lo venidero), un abrazo enorme, Nat