sábado, 10 de enero de 2009

::: El olvido :::

Planeando muy lentamente sobrevoló sobre su consciencia sonriendo con maldad. Era su tiempo. Y aunque el rechazo era siempre lo que encontraba aprovechó un instante de fragilidad, un solo momento de flaqueza y se apoderó de ella con saña y arrogancia. Su cerebro se había roto. Sólo en un pequeño punto… pero fue suficiente.

Y allí campeó henchido, poderoso, apabullando con su manto de negrura y fanatismo los recuerdos, las evocaciones, la lucidez y la razón, acarreando la perdida de todas las sinapsis que la hacían sentirse a sí misma y sentirnos a los demás… llevándola a la confusión, a la agitación y a la indiferencia.

Sin embargo la creación nos dotó con la capacidad de la regeneración, no concedió el don del restablecimiento… y pasaron las horas, los días, y el cariño, el cuidado y los mimos de sus hijas fueron arropando ese pequeño hálito de lucidez que nunca la abandonó devolviéndonosla poco a poco, procurando que el olvido, muy lentamente, fuera siendo vencido, hasta ser capaz de evocar, de reconstruir, de que su cognición apareciera a pesar de ese punto quebrado que cada vez era menor, hasta volver, hasta ser otra vez ella, la madre de mi mujer, la abuela de mis hijos, que de nuevo sonríe … gracias a Dios.

25 comentarios:

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

¿Qué decirte JJ? me has vuelto a emocionar... Por cierto ya me puedes ir enseñando tu Cristo el fin de semana del 14 de febrero; me gustaría conocer a un cofrade sevillano de primera mano.
Buen finde

Cristina dijo...

Como siempre.... me encató.

Gracias! un saludo muy fuerte

Cristina

Melba dijo...

Ésta es una historia de lucha contra la adversidad llevada a feliz término. El amor y la constancia prevalecen contra las adversidades. FELICITACIONES.

Salud♥s

sorNataLibrera dijo...

Jj, tan bello como todo aquello a lo que nos tienes acostumbrados, toda una lección de lucha ante la adversidad, un abrazo y felicidades, Nat

América dijo...

Totalmente de acuerdo un placer leer tus entradas,esta llena de esperanza,un aliento ante la adversidad,y lo que mas puede siempre el amor....

Diana dijo...

Hola JJ.
Me alegro de que acabara bien, me tenías en tensión.
Dede Coruña un bico
Diana.

PD.
Qué os habéis creído?
Ésto no queda así, que lo sepas. El próximo miércoles pensamos daros una paliza palizosa.
Mira que ganar a mi Dépor y.... en casa!!!!
No os lo perdono.

JAVIER dijo...

Amigo, una hermosa historia de la vida real, de tu presente, de tu familia. Tan bien relatada que a todo aquel que la lea lo llenara de emocion, tanto o mas que a Mi.
Un fuerte abrazo.

Saludos desde Japon.

C.Ruiz dijo...

Qué maravilla poder contarlo desde esa perspectiva tan afortunada, recobrar a alguien a quién se cree haber perdido es una de las sensaciones más emocionantes que existe.
Un abrazo

sorNataLibrera dijo...

Jj, cuanto bueno por aquí! jejeje, ese café nos lo tomamos cuando quieras, yo estoy abonada los domingos al Café de la Prensa, es el punto de encuentro con las amigas, elegido por unanimidad por esas "peaso" de vistas que tiene la calle Betis, ¡casi ná! un abrazo grande, Nata

Franziska dijo...

Que buena noticia es esa de la recuperación de tu suegra y de un caso tan serio como el que nos cuentas, mejor aún. Me alegra de corazón y si quieres, dale un fuerte abrazo de mi parte.

Afectuosamente.

alaluzdeunaluciernagaazul dijo...

Por suerte tenemos la capacidad de la regeneración... por suerte.

Maravilloso texto.


un saludo

Chuspi dijo...

Muy tierno J.J. Escrito con mucho cariño y respeto, cuando ahora ya por fin las aguas han vuelto a su cauce con el mimo y arrope de la familia....debieron de ser tiempos duros eh???

Un abrazo!

Soledad Sánchez M. dijo...

¡Cuánto me alegro!

Qué belleza de texto, JJ. El olvido es la primera muerte... y rescatar a alguien de él es la primera resurrección.
Ahora sed muy egoístas: disfrutar de ella con avaricia.

Un beso.

Soledad.

verdial dijo...

Es todo un regalo el recuperar a alguien nuestro que se había alejado. Frecuentemente en esas circunstancias el alejamiento es permanente.
Me alegro mucho que en este caso no fuera así, y que ella siga estando en el presente con todos vosotros.

Un abrazo

ANABEL dijo...

Enhorabuena, por la recuperación, por el retorno (aunque sea lento) a la lucidez.
Besos

Sara dijo...

Que precioso!!!!lo has contado con verdadero sentimiento, me imagino que si ella, esa mujercita a la que tanto amais, percibió a su ladito todos esos buenos sentimientos, mimos, cariños, compañía, AYUDA, se dijo!!!!a sanarme y sonreir por mi, y por ellos, por todas esas atenciones.Esto... es por lo que la vida merece la pena ser vivida.
Enhorabuena, suerte y a disfrutaros mucho.
Un abrazisimo gran JJavier

Lobita Esteparia dijo...

Muy emotivo...tiene que ser muy duro perder a un ser querido y seguir teniéndolo cerca pero ausente, sin ser él. Por suerte tu suegra se ha recuperado, pienso en la gente que tiene la enfermedad del olvido y no se recupera, al contrario....cada vez esta más lejos, hasta que se pierde. Un saludo.

Bohemia dijo...

Una historia de lucha y de final esperanzador...Lo celebro...un abrazo!

LUCIA-M dijo...

Que tierno! Me alegro que pasara
Siempre me arranca unas lagrimitas
Pero me encanta leerte.
Un beso amigo.

Pablo dijo...

me gusta mucho como escribes y este me ha gustado mas.
un fuerte abrazo
coño pero eres de sevilla . No lo sabía.

nara dijo...

conmovedora historia, me alegro que vaya pasando !!

un abrazo.

Mª del Mar dijo...

Mis más sinceras felicitaciones Javier,un relato tierno y conmovedor . Me alegra saber que todo ha salido adelante y por buen camino y ahora a disfrutar de la abuelita y de todos los amores q te rodean.Muak, una amiga

guillermo elt dijo...

Y es que, la familia es como un cuerpo. Y si una parte vital se resiente, todo el cuerpo se resiente.

Felicidades por la recuperación de la abuelica.

Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

¿Se puede detener el tiempo?... Entonces subámonos a su grupa y ¡cabalguemos!

todo bello en tu blog

Marinel dijo...

Pues no sabes cuánto me alegro por ello.
A veces la vida sonríe e ilumina a esa persona que tiene la vida pendiente de los enrevesados hilos de su mente...
De paso ha iluminado la vuestra.
Me alegro de verdad por ella y por vosotros.
Besos.