viernes, 25 de abril de 2008

::: La brevedad de la belleza :::

La belleza es fugaz, efímera, suficiente para poder ser disfrutada pero transitoria y breve para que sea capaz de causarnos impacto sin colmarnos. Es una pena pero debe ser así. Por eso, cuando la perdemos, caemos en la aflicción, en el desconsuelo, como el niño de esta vieja y triste canción que ha vuelto a mi memoria desde los tiempos de la adolescencia, escrita por el argentino Leonardo Favio y titulada "El Niño y el Canario":

"Era el canario un primor y era su dueño un pequeño que velaba con empeño los cuidados del cantor. Era un preciso ejemplar de color adamascado, era un preso resignado a la misión de cantar.

Era sensible escuchar de su garganta sonora la nota grave que llora en un constante sonar. Daba entender su trinar que de una angustia sufría, porque falto de alegría era su flauta un penar.

Un cierto día su dueño, el candoroso pequeño que se solía extasiar al contemplar los fulgores de tan divinos colores y tan precioso cantar, elevó al cielo su queja, porque prendido en la reja de su pequeña prisión, en lenta y triste agonía, su fiel canario moría, sin comprender la razón.

Preso de un hondo quebranto subió a sus ojos el llanto, y con infante emoción sacó de la jaula al preso, posó de su boca un beso sobre su rosado plumón, y en su mano temblorosa, quedó dormida una rosa, que tenía un corazón.

La cajita de madera, la misma que contuviera, la misma que contuviera lapicitos de color, fue la morada postrera de aquel que en su vida fuera, de aquel que en su vida fuera su más preciado valor. Y en el jardín de su casa, a distancia muy escasa, a distancia muy escasa de un legendario nogal, lloró la pobre criatura, al cavar la sepultura de su cantor sin igual."


Por eso, amigos, gocemos con el trinar de la vida día a día, canto a canto, para que cuando ya no sea posible podamos decir: ¡Lo disfruté!

8 comentarios:

zan. 24 años dijo...

La belleza es efímera, sí... Casi todo lo es...

O quizá no... Quizá la belleza solo cambia de forma y de lugar... Hasta hoy, yo siempre he sido capaz de encontrarla en un sitio u otro. Y me siento orgullosa por ello...

Disfrutemos en cualuquier caso de lo que hay aquí y ahora... vivamos en el presente... miremos el arociris, Céfiro... Y cuando desaparezca, sigamos nuestro camino en busca de otro... Tras el faro que siempre nos guía..

Zan

Cristina dijo...

Parece que hoy la cosa va de canciones.... ¿será que hoy es viernes?

Carpe Diem, my friend.

Feliz finde!

Marta dijo...

Pues sí que hay que disfrutar mucho el día a día, será la única fórmula para que podamos seguir disfrutando cuando sean recuerdos!.

Marinel dijo...

Preciosa y triste, como la misma vida.Preciosa porque nos llena de regalos espléndidos:amigos,familia, lugares hermosos, música inolvidable y un largo eccétera...
Triste porque sin darnos cuenta se nos va, cuando menos lo esperamos.
Tienes razón,José Javier...¡¡¡disfrutemos de los trinos diarios!!!
Un beso.

Clarice Baricco dijo...

Mientras la tengamos aunque sea en la brevedad, no importa.
Malo cuando no la tocamos estando a nuestro lado.
Hay que estar atentos a cada aliento.

Saludos agradecidos.

Graciela.

Xesca dijo...

Es efímera y fugaz, breve y de paso rápido aunque certero. Lo mejor es quedarnos con la belleza en la memoria y pasada esta con la belleza que se escapa del interior de aquello que fue y sigue siendo aunque haya variado en apariencia.

@Patrulich dijo...

Hola, J.J. Es una linda canción de mi compatriota Leonardo Fabio, y concuerdo con el mensaje del disfrutar el día a día, tan difícil a veces pero tan importante!
Me ha gustado tu visita; también a mí me ha gustado visitarte!

M@R dijo...

HOLA,,,
MUY CIERTAS TUS PALABRAS,,,
LA VIDA ES HOY, Y SIEMPRE SERA HOY, AL MENOS PARA MI,,,
Y SI LO DIFRUTE Y LO DIFRUTO HOY MAS QUE NUNCA,,,
Y LA VERDADERA BELLEZA ESTA EN EL ALMA, POR QUE DE QUE VALE LA BELLEZA EXTERIOR SI ESTAS VACIO POR DENTRO,,,

UN ABRAZO,,,